Miradas que enamoran

No se si os habéis hecho esta pregunta en alguna ocasión, pero no está de mas la información aunque sea para alimentar nuestra curiosidad.

En el párpado superior existen entre 150 y 200 pestañas, mientras que el inferior hay aproximadamente unas 80.

El ciclo de vida de cada pestaña oscila entre las 4 y las 8 semanas, caen y vuelven a crecer. Cada individuo tiene un tipo de pestañas diferente, unos las tienen rectas y largas, rectas y cortas, cortas y hacia abajo, hacia arriba y los más afortunados las tienen largas, curvas y hacia arriba.

Para conseguir que nos queden hacia arriba y curvadas, necesitamos de un rizador, máscara de pestañas y mucha suerte.

Con la extensión de pestañas lo que se pretende es conseguir una mirada más intensa, más profunda y mucho más poblada dado así profundidad a la mirada.

Podemos “crear” esa mirada que tanto deseamos sin necesidad de ocupar mucho tiempo delante de un espejo, nos olvidamos de las pestañas postizas y de llevar un espejo en el bolso por si a alguna de las dos le da por caerse y dejarnos en evidencia.

Con la Técnica pelo a pelo, queda absolutamente invisible el pelo postizo de nuestra pestaña dibujando así una mirada natural.

La durabilidad de esta técnica depende mucho del cuidado que le demos, la profesional nos marcará unas pautas a seguir y si lo hacemos tendremos pestañas para por lo menos un mes, luego con los rellenos podremos extender el tratamiento tanto tiempo como deseemos.

Deja un comentario