Una piel de escándalo

Un bronceado para cualquier ocasión, rápido y sin ningún perjuicio para la piel.

El bronceado de caña de azúcar es una técnica que se ejecuta en apenas 10 minutos, tiene una durabilidad de una semana aproximadamente en la que iremos perdiendo el tono progresivamente y sin que se note.

Ideal para cuando tenemos un evento importante y no hemos podido tomar el sol, nos evita tener que hacernos varias sesiones de uva para coger un poco de tono, aquellas que somos blanquitas necesitamos muchas horas de exposición a los rayos uva, ya sea tomando el sol o en cabinas de bronceado, esto es perjudicial para nuestra piel ya que nos podemos quemar a pesar de que usemos protección solar.

En apenas unas horas, nuestra piel fijará el tono que hemos elegido y podremos lucir nuestro bronceado sin que nadie se dé cuenta de que no nos hemos tumbado ni un segundo a recibir los dañinos rayos solares.

Está indicado para novias, invitados tanto chicas como chicos, para todo aquel que quiera lucir una piel bronceada en unas cortas vacaciones y para quien simplemente le apetezca lucir moreno, sobre todo en los primeros días de primavera en los que las mujeres desterramos las medias para lucir unas piernas perfectamente bronceadas.

Se puede efectuar en zonas concretas como por ejemplo facial y manos en invierno

Existen varios tonos siempre adecuados al tono de piel original de cada persona, utilizando siempre el que vaya a quedar más natural en cada persona.

Deja un comentario