Empezaré diciendo que afortunadamente la estética y medicina estética cada vez es más honesta en nuestro país.

 

Se acabó aquello de vender para facturar, ahora la gran mayoría de profesionales del sector, se basan en resultados y se está perdiendo (para bien) el “no le va a pasar nada y yo voy a facturar”, porque esto amigos míos, existió….

Los centros sobreviven de las aportaciones publicitarias de los pacientes, es decir, no sobrevivimos del gasto que produzca un paciente cada vez que entre por la puerta, sobrevivimos del boca a boca.

Ésta es una publicidad lenta pero segura, es mejor trabajar bien y lento que rápido y mal.

También se está perdiendo por parte del paciente el ir a lo más barato, se está obteniendo una cultura de “Salud” que a veces a los profesionales nos deja perplejos ya que la información con la que vienen a preguntar por tratamientos es bastante buena, lo cual quiere decir que:

 “El paciente se preocupa por su salud”  y ésto es maravilloso para poder trabajar con total tranquilidad, tanto por parte del médico como la del equipo que lo acompaña.

Evidentemente en cualquier tratamiento de medicina estética hay riesgos que asumir por parte del usuario, riesgos bajos como por ejemplo:

  • Que salga un moratón
  • Que se inflame la zona unos días
  • Que a veces no se consigue el resultado que se espera en una sola sesión y muchas más según el tratamiento.

De ésto también venís informados con lo cual facilitáis Y MUCHO el trabajo a realizar, por que el buen entendimiento de todos los aspectos del tratamiento es muy importante para ambos.

Afortunadamente la sociedad está cambiando y ya no somos una sociedad desinformada, estudiamos lo que queremos al dedillo para poder conseguir nuestros objetivos, y ¡los conseguimos!

Esté artículo simplemente es para agradecer a todos los usuarios de medicina estética vuestra comprensión con las técnicas recibidas, el agradecimiento a un trabajo conjunto para que no se pierda la calidad de los médicos estéticos ni la de los profesionales que los acompañan siempre.

Preguntad, preguntad hasta la saciedad si es necesario, por que eso es lo que está haciendo cambiar nuestro sector llenándolo de seguridad y confianza.

 

firma-mp

Su codigo de transacción es: 2266 

Deja un comentario