¿Qué es la Carboxiterapia?

En todas o casi todas las clínicas estéticas, encontramos el tratamiento de la Carboxiterapia. Hemos oído hablar de ella y nos dicen que funciona muy bien, pero. ¿sabemos exactamente que significa hacerse este tratamiento?.

La Carboxiterapia no es más que la penetración subcutánea por medio de una aguja muy fina de CO2 (Dióxido de Carbono) de forma controlada por un médico, se introduce un máximo de cc en las zonas a tratar para así hacer una llamada de oxigeno a la zona y mejorar el intercambio celular y la microcirculación. Este gas es medicinal de tipo anaeróbico con una pureza de un 99’9% y podemos tratar todas las zonas que queramos:  Abdomen, flancos, muslos, brazos, piernas, glúteos, ojeras etc..

Una vez introducido el gas, causa una hiperdistensión de la zona, mejora la microcirculación sanguínea y tiene una perdurabilidad en el organismo de 24 – 30 horas, por eso las sesiones pueden hacerse un par de veces en semana.

Hablando en cristiano, al paso de las sesiones lo que vamos a notar aparte de una reducción de volumen es una mejora del aspecto de la piel, eliminación de nódulos grasos gracias a que este tratamiento facilita el intercambio de oxigeno entre células y también la zona más reafirmada.

Normalmente la Carboxiterapia va de la mano de las mismas sesiones de mesoterapia, alternándolas entre si.

Es un tratamiento muy completo con un tiempo inferior a los 30 minutos y muy, muy asequible ya que estas sesiones se pueden adquirir en el mercado a partir de los 40€ por sesión siendo un óptimo tratamiento a partir de cinco.

Si queréis conseguir unas piernas sin la odiada piel de naranja y más reafirmadas para lucir este verano, no dudéis en haceros este tratamiento, así como un abdomen maravilloso, unas ojeras mas claras, unos brazos sin celulitis y un glúteo completamente liso.

¿y duele?

La respuesta es SI.

Es dolorosa al principio de las sesiones ya que el gas penetra y se tiene que abrir paso entre las capas de la piel separandolas, pero conforme van pasando las mismas no se nota ni el pinchazo, el dolor apenas dura dos minutos y es totalmente soportable (experiencia propia), una vez termina la sesión no notamos absolutamente nada más que un ligero calor en la zona tratada.

 

firma-mp

Consigamos lo que nos hace feliz, si quieres, puedes.

 

 

 

 

Deja un comentario